PROYECTO defra

Coordinación transfronteriza para reducir el tráfico ilegal de vida silvestre en el Corredor Verde Guatemala-México

Durante el año 2018, guardaparques guatemaltecos detectaron la caza furtiva de granadillo (Platymiscium spp.); una valiosa y rara especie de madera en la Reserva de la Biosfera Maya (RBM) de Guatemala. La caza furtiva se ha llevado a cabo en Guatemala a lo largo de la frontera con México, para tráfico a México y envío a mercados de lujo asiáticos.

Posteriormente, los socios que trabajan en el Parque Nacional Mirador-Río Azul de Guatemala, y representantes de las reservas mexicanas adyacentes de Calakmul (CBR) y Balamku, se dieron cuenta de que estas áreas -que comprenden la sección más intacta de la Selva Maya- enfrentan el mismo embate.

De manera alarmante, durante 2019, esta amenaza se ha intensificado, con sindicatos cada vez más organizados que abren carreteras, arrancan madera y cazan animales, incluidos los jaguares.

Con el fin de detener el tráfico ilegal de vida silvestre en este punto importante para la biodiversidad global antes de que se expanda aún más, este proyecto tiene como objetivo establecer una coordinación transfronteriza a largo plazo y estimular la acción del gobierno.

Para lograr esto, vamos a:

1) fortalecer el patrullaje / aplicación de la ley en áreas protegidas binacionales;

2) aumentar la conciencia sobre la dinámica de Tráfico Ilegal de Vida Silvestre entre las autoridades de ambos países;

3) impulsar la aplicación efectiva de los marcos legales existentes y el enjuiciamiento de los traficantes; 4) evaluar el potencial de los programas de medios de vida sostenibles en las comunidades mexicanas expuestas a la trata;

5) y consolidar una red binacional para la colaboración transfronteriza a largo plazo.

Duración:
Del mes de Mayo del 2020 al mes de Octubre, 2022

 

Para conocer más visite: